La Fundación CEDES presenta el innovador proyecto “Música con violín” dirigido a personas con discapacidad y con autismo

El domingo, 14 de mayo, tendrá lugar el primer concierto de la iniciativa impulsada por la Fundación junto a la violista profesional y musicoterapeuta Julia Lorenzo




Zaragoza, 10 de mayo de 2017. El próximo domingo, 14 de mayo (11hs, Centro Cívico La Jota) tendrá lugar el 1º Concierto de Violín en el que participan como intérpretes un grupo de 15 usuarios y alumnos de Centro Ocupacional y Colegio de Fundación CEDES junto a otros alumnos de música de la violista profesional y musicoterapeuta Julia Lorenzo.

El novedoso programa “Música con violín” de Fundación CEDES comenzó el año pasado, dirigido a poner una nueva experiencia artística al alcance de personas con discapacidad y con autismo. Desde entonces, todos los usuarios del Colegio, Centro Ocupacional y Centro de Día de CEDES han tenido la oportunidad de experimentar con un violín profesional en sus manos y tocar sencillas melodías con partituras adaptadas, con la finalidad de explorar las posibilidades que la música ofrece para su desarrollo personal.

Una experiencia con la que Fundación CEDES ha vuelto a demostrar que las artes son un espacio de libertad al que las personas con discapacidad y con autismo se acercan sin limitaciones y con naturalidad. Ninguno había estudiado solfeo y no habían tocado antes otro instrumento, sin embargo, los  usuarios y usuarias de la Fundación CEDES han convertido la experiencia en toda una demostración de sensibilidad y capacidades especiales.

La directora de la Fundación, Teresa Muntadas, explica que “a raíz de ver el efecto que provocaba la música en los usuarios, pensamos en la posibilidad de explorar este aspecto como un apoyo más a su desarrollo personal”. Un ilusionante proyecto para el que se ha contado con la profesionalidad y entrega de la violista y musicoterapeuta Julia Lorenzo.

En la primera fase de prueba, todos los usuarios y usuarias tuvieron opción de probar el violín y a partir de entonces se encargaron unos violines de diferentes tallas a un luthier. Desde entonces, todos, adaptando tiempos, intensidad y formato, participan en sesiones individuales o grupales, estas últimas aptas para los más pequeños.

La respuesta en las personas con autismo es sorprendente incluso para la profesora. El violín consigue que perfiles que tienen un comportamiento determinado, cambien radicalmente “cogen el violín y se transforman”. Curiosamente, el hecho de aprender a sujetar este delicado instrumento ayuda a muchos de los usuarios, acostumbrados habitualmente a adoptar posiciones rígidas que los mantienen tensos, a relajarse. Además, la capacidad de atención, concentración y disfrute que muestran los alumnos y alumnas es importante ya que favorece enormemente su desarrollo cognitivo, sensorial y comportamental.

Julia Lorenzo destaca que la mayor parte de los miembros de este grupo tienen una “gran capacidad de asimilar y reproducir lo que ven” y que saben aprovechar la oportunidad que se les brinda. Para Fundación CEDES el objetivo, conseguido ya durante el proceso, es lograr mejorar la calidad de vida de los participantes con este acercamiento a la música.

Una iniciativa totalmente innovadora de la que no se conocen precedentes en otros lugares. Prueba de ello es que, desde su puesta en marcha, y tras subir vídeos de las sesiones a las redes sociales, músicos y profesores de violín se han interesado por la experiencia que se está llevando a cabo en  CEDES.

El próximo domingo, parte de este trabajo se estrenará en público con el primer concierto inclusivo que se celebrará en el centro cívico La Jota, en plaza de la Albada, 3, de Zaragoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ocio sin barreras

Ocio sin barreras